Archivo | junio, 2010

Un mundo feliz

6 Jun

No solamente analizo mi presencia en España, sino la de muchos otros seres humanos de mi generación. ¿Se vive bien? ¿Qué es vivir bien? ¿Qué es confort social generalizado? ¿Por qué decimos que se vive bien en España?
En primer lugar expondré lo que para mi es realmente vivir bien en un país digno de afirmar que hay un confort social generalizado.
Mi visión de un país desarrollado con un confort social global: Estructura social en la cuál a pesar de que existan diferencias en cuánto a poder adquisitivo todo ciudadano pueda trabajar por cuenta ajena o propia hasta su jubilación, pueda tener familia sin que un componente de la pareja abandone su trayectoria profesional, todos los meses, después de pagar los gastos básicos de lo que debe ser un derecho generalizado (vivienda,comida,ropa,desplazamientos,cervezas y cenas con amistades y familia) disponga de un mínimo de entre 1.000 y 2.000 € para ahorrarlos en vacaciones, imprevistos o lo que mejor le venga en gana. Este excedente monetario no será aplicable a la pareja sino a cada integrante de ella. Es decir, persona soltera (excedente al mes de 1.000 € – 2.000 € , una pareja (excedente 2.000 € – 4.000 € al mes). En este país desarrollado en el que en mi opinión se vive bien, todo lo que obtiene materialmente el individuo para llegar a estas cifras es obtenido por sus propios méritos, es decir, no proviene de herencias, regalos etc. (Ej: Pago del papá de la entrada del piso, regalo de coche, piso gratuito, comida). También nos encontraremos en este país un sistema educativo que fomente el pensamiento, el respeto al prójimo y el emprendimiento de proyectos personales y profesionales.
Tras estos matices y analizar el presente de mi generación y la realidad de muchos jóvenes que dicen “vivir bien” me da la impresión que en España se dan ciertas circunstancias a matizar:
– El joven que dice “vivir bien” en muchas ocasiones ha recibido apoyos monetarios para adquisiciones de cierta importancia que marcan su confort (vivienda, vehículo, alimentación, negocios, trabajo), por lo que no es un mérito de uno mismo dichas adquisiciones.
– El joven actual es salvado de un presente mucho más negro gracias a la pena que da a su familia que prefiere no dejarle tirado en el desastre español apoyandole en los términos señalados en el anterior punto.
– Mi generación va a vivir con creces peor que la de mis padres.
– El sistema educativo Español ha fracasado, no inculcando el pensamiento en el individuo, por lo que sumado al “bienestar” no ganado por mi generación sino mendigado a nuestros padres han creado una masa social conformista sin merecimientos propios.
– Todo lo anterior refleja un país cuya realidad está totalmente encubierta. Un país de alquiler donde los principales emprendimientos nacionales han sido vendidos al extranjero. Un país donde se ha fortificado en la/s anteriores generaciones siendo la presente un brutal vacío de empanamiento crónico.
– La clase política Española que dominará todavía unas décadas es una mezcla de incompetencia e hijoputismo.
– La clase política es mantenida por los que siempre votan y votarán a su partido (principalmente personas de edad comprendida entre 45 y 80 años) y la pasividad de generaciones jóvenes que como bien o mal he dicho no han sido educadas para pensar sino en asumir que todo es como es porque así debe ser.

Conclusión: Cada vez tengo más la sensación de que la culpa principal está en un calamitoso sistema educativo que ha creado una especie de “Mundo Feliz” al estilo del señor Aldous Huxley.

Ha sido un placer eyacular.

Anuncios