Archivo | septiembre, 2012

Entrevista a Esmeg Mac Turner

23 Sep

Hoy tenemos con nosotros a Esmeg Mac Turner. Dicho ser humano es un prestigioso entrevistado. Se dedica a contestar preguntas de numerosos medios de comunicación para nutrir con sus pensares al gran volumen de seguidores que aglutina en el cosmos.
– Estimado Esmeg, muchas gracias en primer lugar por haberse dignado a colaborar con ¡Vaya Mierda! Fanzine.
– No hay de qué. Estoy muy orgulloso de poder participar en este tipo de iniciativas tan distanciadas del puro materialismo.
– ¿Tiene o ha tenido sueños recurrentes?
– Si, recuerdo dos. Uno de ellos consistía en que se me caía el pene y me quedaba con él en la mano. En el otro sueño, al terminar la carrera universitaria, mi madre me convencía para que volviese a hacer B.U.P. y C.O.U. porque según ella sería una actividad útil que me ayudaría a afianzar conocimientos. Era una pesadilla, ya que me resultaba muy difícil aprobar otra vez estos cursos y suspendía continuamente. En el sueño, quería justificar que ya tenía aprobado C.O.U. y selectividad, pero los papeles no aparecían por ningún sitio.
– ¿Qué opina de las obras de caridad?
– Esta idea la desarrollo en mi libro «Del dinero y las ventosidades». Es decir, si donar 60.000€ te supone el mismo esfuerzo que tirarte un pedo cuando comes judías, el mérito no es tan grande.
– ¿Cómo ve España?
– No creo que por ser español se tenga que ser un santo. Es decir, hay que defender lo tuyo pero sabiendo los aspectos buenos y malos. No hay que justificar todo porque sí. En España ocurren cosas muy malas, como el despiporre político, el materialismo existente no solo aquí sino en casi todo el mundo, y por supuesto lo que más importa a los españoles, el monopolio futbolístico del F.C. Barcelona y Real Madrid.
– ¿Y qué pasa con los Chinos?
– Los veo raros. No porque tenga una patología ocular o miren con ojos cerradicos sino porque atisbo en su comportamiento una cierta falta de empatía. Los noto distantes, aislados de nosotros.
– ¿Cree que la sociedad está cambiando?
– Realmente no estoy muy seguro de si queremos cambiar o en realidad es todo una farsa para seguir siempre con unas bases inamovibles. ¿Quién plancha en casa? ¿Quién se encarga de los niños y los lleva al colegio? Hay cambios, sin duda, pero no creo que en su raíz sean excesivos.
– ¿Cómo lo lleva?
– Pues bueno. No me gusta levantarme por la mañana, ni cuando se acaba la siesta. Hay veces que veo la vida como una amenaza. Cuando me enfrento a ella no dejo de estornudar. Creo que cuando nací estuve estornudando durante un buen rato. ¡Qué mal trago!
– Pues aquí hemos llegado a nuestro fin. Muchas gracias por eyacular sus pensares sobre nuestra publicación digital.
– No hay de qué, ha sido un placer.
– Disculpe, una última apreciación. ¿Se ha dado cuenta que al pronunciar su nombre y apellidos, nos recuerda al Esmegma? ¿Le llamaron así a propósito para producir este efecto a modo de broma?
– Por supuesto. Es mucho más comercial.

Neurona

Anuncios

Comprar y vender, la vida humana

4 Sep

Si no compras y vendes no eres nadie, no existes, no eres.

En el resto de seres vivos, Amebas, Helechos, Bonobos, etc. no se da este hecho, pero en la especie humano se hace acto de presencia día sí y día también.

Se puede por tanto resumir que nuestra existencia se basa en comprar y vender. Necesitamos vender (productos y servicios) bien por cuenta propia o ajena para poder comprar a quiénes a su vez necesitan vender para comprar a otros.

Este es nuestro sistema. Dicen algunos que es el mejor posible. ¿Tú qué opinas?

Trabajas en una empresa para que dicha entidad venda, por lo que estás vendiendo tu mano de obra. A su vez podrás pagar tu casa, comida, ropa, mantenimiento de tus hijos y por supuesto, ingesta de cervezas. Si no haces eso, mueres o se te valora como un excremento que no sirve ni para abonar.

Por supuesto, también debe existir el sector público como Sanidad y Educación. Estos sectores son necesarios ya que el vendedor-comprador debe estar sano (útil) porque si no es incapaz de vender para poder comprar y se convierte en un fracasado. También hay que formar a los humanos pequeños para que sean capaces de funcionar en este sistema sin convertirse en un parásito social (Sistema Educativo).

En mi humilde opinión creo que estamos tan inmersos en la vorágine capitalista que hemos dejado de lado la esencia de nuestro existir para que el dinero domine el 90% de nuestra vida y dejar el restante 10% para otro tipo de preferencias no tan preferentes.

La salud es importante, al igual que la amistad, el amor o la familia. Pero todo esto sin dinero desaparece. El dinero es quieras o no lo primero en nuestras vidas. Después ya vendrá lo demás. He tardado 35 años en darme cuenta de esta pútrida realidad por asco a tal burda verdad. Pero es así. No te engañes con la bucólica frase «El dinero no es todo…», desde luego que no es el 100% de nuestra vida, pero sí el 90%. Céntrate en disponer de dinero y luego el resto, no al revés. Yo lo hice mal, me dispersé en otros asuntos y ahora me toca recuperar el tiempo perdido para basar gran parte de mi existencia en eso… vender y comprar.

Neurona