Archivo | octubre, 2012

Cárcel

13 Oct

Hay momentos en los cuáles el cansancio deja en su sitio las ideas y el rencor descansa apaciguado en la caverna de los horrores.

Cansancio y su hermana nostalgia quedan a veces a comer para brindar a su dueño un segmento temporal de placer provocando líneas y líneas de belleza y sinceridad.

Su cara relajada y seria a la vez despierta el interés de muchas personas, pero este estado continuo de tristeza merma su equilibrio mental hasta llevarlo al precipicio.

No obstante es consciente que es el camino. Así es él. Todo lo demás son máscaras y falsedades que para nada definen su oculta y real personalidad.

El día deteriora. La vida erosiona. Las circunstancias y los errores de inexperto le encarcelan en un círculo de gruesos muros sin salida alguna aparente.

Hasta que no encuentre la puerta, su Yo seguirá pudriéndose hasta límites insospechados por todo humano ajeno al centro de su mente.

Neurona

Anuncios