Archivo | diciembre, 2012

Mi pesimismo me asusta

18 Dic

Si Jesús de Nazaret hubiera nacido en 1970 y no le hubiesen matado, ¿se habría prostituido y viviría mejor que Bill Gates?

Los tiempos cambian, no se si para mejor o para peor, de lo que si estoy seguro es que la clase política no se preocupa en tener a un pueblo feliz. Su primer objetivo es vivir sobradamente, la felicidad de los ciudadanos se dará si es premisa para que lo primero se de acto, en caso contrario, dicha felicidad no existirá.

Ya he comentado muchas veces que la generación que realmente lo pasó mal fue la de mis abuelos, yo nací en 1977. Esas personas carecían de una formación básica y la situación era más que precaria, al menos en España. La generación de mis padres se topó con un mercado no saturado en el cuál estudiar te garantizaba una vida digna. Vivían justos con un salario que mantenía a 4 personas. Si mis padres no hubieran tenido hijos y hubieran trabajados los dos, su vida se asemejaría a la de un Borbón.

La siguiente generación, a pesar de que muchos opinen que somos unos inútiles, se encontró con un mercado saturado en el que aunque estudiases, la estabilidad laboral es inexistente. Si no te vendes, mueres. Sin contactos mueres. Se forma a potenciales profesionales para olvidarlos en la necesidad de vivir de sus padres, aquéllos que vinieron de un mercado sin saturar. En el mejor de los casos, la marcha a un país que les de una vida digna que les permita ser independientes es una solución que está en auge.

Pan para hoy y hambre para mañana. La generación de mis abuelos eran el 0, la de mis padres el 100 y nosotros somos el 40 (si llega). Menos mal que la vaca anterior era gorda y pueden echarnos una mano, pero ¿quién sostendrá a la siguiente generación? Nuestra vaca es enclenque y la generación anterior será muy anciana.

Conclusión: El ser humano, a día de hoy, única y exclusivamente es dinero. Todo lo demás es muy pero que muy secundario y esta idea es la que va a terminar con nuestra especie.
Los abuelos ayudan con sus pensiones a sus hijos y nietos. Llevan al colegio a los más pequeños y no disfrutan de su vejez. A los 45 – 50 años, la gente va a dejar de trabajar. Cobrará el paro y una supuesta indemnización y no volverá a trabajar en su vida. Este dinero le puede durar unos 5 años, por lo que a los 55 años tendrá que vivir con un subsidio de 400€ (si no desaparece) hasta el día de su muerte. A no ser que seas funcionario (si no va a peor la situación) o dispongas de un negocio que te de para sobrevivir, el resto de los mortales españoles están condenados a mendigar a partir de los 50 si no es antes.

No se si esta idea que planteo te parece una paranoia y exagerada, pero a día de hoy, es sinceramente lo que pienso. Si puedes ofertarme una visión más positiva, por favor, házmela llegar.

Anuncios

Emilio Rgasmo

4 Dic

Hola, me llamo Esperanza Patero y voy a entrevistar a una persona que muy pocos conocen. Se llama Emilio Rgasmo y ha venido a visitarnos desde República Checa para contarnos un poco sobre su vida.

–          Hola Emilio, vamos a ver si puedo leer bien esta pregunta, porque veo mal de cerca. Cuéntenos algo de su familia, nunca le hemos visto acompañado de nadie, siempre va con amigos o solo.

–          En primer lugar, con el culo que tienes, no entiendo cómo puedes tener vista cansada, pero en fin, la vida es muy plural. Soy padre soltero y tengo una hija. Soy un monstruo, porque como ella tiene una malformación, no quiero que me vean en público con ella.

–          Pues el otro día vi a tu hija y es una chica bien guapa.

–          Ya, es que la malformación la tiene en el clítoris, lo tiene de elefante.

–          No me sorprende, he estudiado mucho sobre su vida y no me escandalizan sus palabras.

–          No me trate de usted, sólo tengo 78 años.

–          ¿Cómo encontró una mujer para que le donase su hijo?

–          A los 25 años estaba muy bueno. Una mujer quiso copular conmigo y al terminar me dijo que muchas gracias por mi esperma, que quería contribuir a generar un espécimen más en este putiferio global, pero que no quería saber nada de su manutención ni de su educación.

–          ¿Qué opina del orden mundial?

–          Creo que las personas inteligentes son políticos, banqueros, accionistas de grandes empresas y expertos en marketing. El resto nos dedicamos a ver Telecinco y derivados. Por lo tanto, el mundo está moldeado al gusto de los inteligentes.

–          ¿A qué se dedica actualmente?

–          Me han contratado para realizar un estudio que compara el Ranking mundial de tenistas con la renta per cápita del país de donde son.

–          ¿Tiene algún proyecto futuro?

–          Por supuesto. En cuanto termine el estudio anteriormente mencionado, me meteré de lleno en la creación de una empresa de seguros que cubre los desperfectos y daños colaterales de las guerras.

–          Ya por último. Dígame dos tonterías.

–          El 70% de los dentistas, trabajan a regañadientes y este año junto al listín telefónico, repartirán el tontín telefónico.

–          Muchas gracias por su tiempo, señor Emilio.

–          Que no soy señor, que tengo la mente joven, joplines. No obstante, ha sido un placer atenderla, porque con ese culo que tienes, da gusto, hija mía.

Neurona