Emilio Rgasmo

4 Dic

Hola, me llamo Esperanza Patero y voy a entrevistar a una persona que muy pocos conocen. Se llama Emilio Rgasmo y ha venido a visitarnos desde República Checa para contarnos un poco sobre su vida.

–          Hola Emilio, vamos a ver si puedo leer bien esta pregunta, porque veo mal de cerca. Cuéntenos algo de su familia, nunca le hemos visto acompañado de nadie, siempre va con amigos o solo.

–          En primer lugar, con el culo que tienes, no entiendo cómo puedes tener vista cansada, pero en fin, la vida es muy plural. Soy padre soltero y tengo una hija. Soy un monstruo, porque como ella tiene una malformación, no quiero que me vean en público con ella.

–          Pues el otro día vi a tu hija y es una chica bien guapa.

–          Ya, es que la malformación la tiene en el clítoris, lo tiene de elefante.

–          No me sorprende, he estudiado mucho sobre su vida y no me escandalizan sus palabras.

–          No me trate de usted, sólo tengo 78 años.

–          ¿Cómo encontró una mujer para que le donase su hijo?

–          A los 25 años estaba muy bueno. Una mujer quiso copular conmigo y al terminar me dijo que muchas gracias por mi esperma, que quería contribuir a generar un espécimen más en este putiferio global, pero que no quería saber nada de su manutención ni de su educación.

–          ¿Qué opina del orden mundial?

–          Creo que las personas inteligentes son políticos, banqueros, accionistas de grandes empresas y expertos en marketing. El resto nos dedicamos a ver Telecinco y derivados. Por lo tanto, el mundo está moldeado al gusto de los inteligentes.

–          ¿A qué se dedica actualmente?

–          Me han contratado para realizar un estudio que compara el Ranking mundial de tenistas con la renta per cápita del país de donde son.

–          ¿Tiene algún proyecto futuro?

–          Por supuesto. En cuanto termine el estudio anteriormente mencionado, me meteré de lleno en la creación de una empresa de seguros que cubre los desperfectos y daños colaterales de las guerras.

–          Ya por último. Dígame dos tonterías.

–          El 70% de los dentistas, trabajan a regañadientes y este año junto al listín telefónico, repartirán el tontín telefónico.

–          Muchas gracias por su tiempo, señor Emilio.

–          Que no soy señor, que tengo la mente joven, joplines. No obstante, ha sido un placer atenderla, porque con ese culo que tienes, da gusto, hija mía.

Neurona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: