Archivo | enero, 2013

Cambios

13 Ene

Hace treinta años, una persona con poca formación y un coeficiente intelectual limitado podía mantener a una mujer, dos hijos y pagar su vivienda, bien fuera ésta de alquiler o propiedad.
Hoy en día, la situación ha cambiado de forma drástica. Este mismo perfil de ciudadano, tiene dos posibilidades en la vida de una sociedad llamada desarrollada como la española. Ser un indigente o suicidarse.
En los tiempos que corren, para poder disponer de una dignidad económica aceptable, que no significa ser un magnate ni pertenecer a la clase media alta y casi me atrevería a decir a la misma clase media, hace falta rondar el coeficiente intelectual de un superdotado y además haber dispuesto de una formación y ambiente favorable.
Mucho tiene que cambiar todo para conseguir lo que a mi relativo entender sería el bienestar global humano.
Piensen ustedes, mis queridos lectores que es necesario modificar en el actual sistema para ser felices, que al fin y al cabo es la base de nuestra existencia.
No voy a concluir en nada, simplemente inicio la chispa adecuada o errónea a un sinfín de divagaciones personales.

Reciban un cordial saludo.

Neurona

Anuncios