Tag Archives: situación en españa

Mi pesimismo me asusta

18 Dic

Si Jesús de Nazaret hubiera nacido en 1970 y no le hubiesen matado, ¿se habría prostituido y viviría mejor que Bill Gates?

Los tiempos cambian, no se si para mejor o para peor, de lo que si estoy seguro es que la clase política no se preocupa en tener a un pueblo feliz. Su primer objetivo es vivir sobradamente, la felicidad de los ciudadanos se dará si es premisa para que lo primero se de acto, en caso contrario, dicha felicidad no existirá.

Ya he comentado muchas veces que la generación que realmente lo pasó mal fue la de mis abuelos, yo nací en 1977. Esas personas carecían de una formación básica y la situación era más que precaria, al menos en España. La generación de mis padres se topó con un mercado no saturado en el cuál estudiar te garantizaba una vida digna. Vivían justos con un salario que mantenía a 4 personas. Si mis padres no hubieran tenido hijos y hubieran trabajados los dos, su vida se asemejaría a la de un Borbón.

La siguiente generación, a pesar de que muchos opinen que somos unos inútiles, se encontró con un mercado saturado en el que aunque estudiases, la estabilidad laboral es inexistente. Si no te vendes, mueres. Sin contactos mueres. Se forma a potenciales profesionales para olvidarlos en la necesidad de vivir de sus padres, aquéllos que vinieron de un mercado sin saturar. En el mejor de los casos, la marcha a un país que les de una vida digna que les permita ser independientes es una solución que está en auge.

Pan para hoy y hambre para mañana. La generación de mis abuelos eran el 0, la de mis padres el 100 y nosotros somos el 40 (si llega). Menos mal que la vaca anterior era gorda y pueden echarnos una mano, pero ¿quién sostendrá a la siguiente generación? Nuestra vaca es enclenque y la generación anterior será muy anciana.

Conclusión: El ser humano, a día de hoy, única y exclusivamente es dinero. Todo lo demás es muy pero que muy secundario y esta idea es la que va a terminar con nuestra especie.
Los abuelos ayudan con sus pensiones a sus hijos y nietos. Llevan al colegio a los más pequeños y no disfrutan de su vejez. A los 45 – 50 años, la gente va a dejar de trabajar. Cobrará el paro y una supuesta indemnización y no volverá a trabajar en su vida. Este dinero le puede durar unos 5 años, por lo que a los 55 años tendrá que vivir con un subsidio de 400€ (si no desaparece) hasta el día de su muerte. A no ser que seas funcionario (si no va a peor la situación) o dispongas de un negocio que te de para sobrevivir, el resto de los mortales españoles están condenados a mendigar a partir de los 50 si no es antes.

No se si esta idea que planteo te parece una paranoia y exagerada, pero a día de hoy, es sinceramente lo que pienso. Si puedes ofertarme una visión más positiva, por favor, házmela llegar.

Anuncios

VIVIENDA, ¿QUÉ ME HAS HECHO?

25 Oct

¿Qué ocurriría si el mejor posicionado económicamente de mis amigos tuviera que mantener a su mujer, dos hijos y su apartamento?
Lo más probable es que tuviera dos opciones: Embargo de la vivienda o que su apartamento le saliese gratis (regalo, herencia, etc.).
Si echamos la vista atrás 30 o 40 años podremos observar que muy frecuentemente nos encontrábamos con familias cuyos ingresos provenían del marido y con éstos se mantenía la vivienda, mujer y dos hijos.
Hay gente que puede pensar, – ¡Sí! Pero antes se vivía muy justo.
Si comparamos ambas situaciones, antes con lo mismo se vivía muy justo y ahora con eso mismo y la misma configuración familiar se viviría en la calle o en el Albergue municipal.
Si analizamos porcentualmente cómo han ido subiendo los precios de los productos, servicios e ingresos desde 1970 hasta 2008 nos daremos cuenta de que el precio del derecho constitucional denominado Vivienda ha llevado un camino bastante extraño respecto al resto.
Si la vivienda hubiera subido acorde con el resto de productos y servicios, hubiéramos obtenido cómo resultado un País próspero, con calidad de vida, avanzado, con ahorros para conocer mundo y realmente podríamos concluir que mirando 40 años atrás nuestro poder adquisitivo se ha visto incrementado con creces.
Lamentable echando la vista atrás la conclusión es la contraria, nuestro poder adquisitivo se ha mermado horriblemente. Provocando una disminución brutal en el bienestar real (no oculto) de nuestro País.
Nos hemos perdido vivir en un País dónde podríamos despreocuparnos de la hipoteca y alquiler, ya que la inserción laboral de la mujer ha subido como la espuma habiendo podido disponer de dinero suficiente no solamente para mantener a nuestros hijos sino para disfrutar de tiempo de ocio y conseguir que nuestro planeta no sea tan grande como muchos lo perciben ya que gran parte de la población hubiera conseguido viajar al menos una o dos veces al año a otros países.
Nos hemos perdido muchas cosas gracias a todos los partidos políticos que han pasado por España en tiempos de democracia consintiendo que un derecho constitucional sentencie a no sé cuántas generaciones.
Ahora tenemos la posibilidad de darnos cuenta de nuestra necedad y permisividad política para tratar de enmendar cegueras pasadas. El camino será muy duro y larguísimo.
Si realmente España no ha explotado es porque las generaciones pasadas sujetan los hilos de nuestra indigencia camuflada.
Neurona